martes, 15 de enero de 2008

Conclusiones

Intercambio de la Mesa

Análisis de Situación

“ Dicen que una mentira que se repite mil veces se convierte en verdad”. Un buen ejemplo de ello es el “Uruguay Natural”.
En las últimas décadas Uruguay ha sido promocionado como país natural, no contaminado y de diversidad de recursos racional y equitativamente distribuidos.
Sin embargo vemos en el trasfondo de este eslogan publicitario diferentes aspectos que lo contradicen:

1 – Extranjerización y concentración de la tierra;
Producto del endeudamiento de los pequeños y medianos productores, la dependencia de su producción a un mercado especulativo, la falta de respaldo del Estado ante los factores naturales ( heladas,temporales,etc) y no naturales (calentamiento global).
La complicidad de los gobernantes al omitir el apoyo a los productores, flexibilizar la legislación y ofrecer ventajas a las multinacionales, cual resulta en la concentración de la tierra en manos de multinacionales, acelerando el proceso de migración de los pequeños productores y productoras del campo a la ciudad.

2 – Monocultivos;
Dada la calidad de estas tierras, se espera de Uruguay un rol de factoría especializada en los monocultivos forestal,sojero,etc. Lo cual agota y contamina nuestros recursos hídricos, la calidad de nuestros suelos y cambia el sistema de producción que caracteriza a Uruguay.

3 – Industrias Contaminantes;
Actualmente, el cambio en el sistema de producción se hace evidente en las industrias de producción de celulosa que dan respuesta a la demanda de artículos suntuosos, propios de este sistema consumista, por lo que no se trata de artículos de primera necesidad.
Es importante destacar que estas empresas son expulsadas de sus lugares de origen por anteriores delitos ecológicos. Desde el punto de vista económico, aquí encuentran, mano de obra barata, exención de impuestos, zonas francas ( lo cual les permite manejar sin ningún control otro tipo de negocios),etc.
En nombre de este supuesto desarrollo y progreso, con una nueva mentira quieren hacernos creer en los beneficios de la generación de la Energía Nuclear, la cual ya ha dado suficientes muestras de ser peligrosa, contaminante, y cuyas consecuencias demoran millones de años en remediarse.

Conclusiones

Coincidimos; en la necesidad del uso y creación de la tecnología en beneficio de las necesidades del ser humano, y de un trabajo más digno para los productores y productoras;
en la necesidad de una distribución de tierras y recursos naturales equitativa, augmentando con más impuestos a las tierras que no se trabajan;
en la no-proliferación de los transgénicos, hasta en tanto no se conozcan realmente los efectos de su uso, haciéndole llegar a la gente esa información;
en la defensa del Agua, ya sea en superficie o acuíferos como uno de los derechos humanos no negociable.
Rechazamos los monocultivos de cualquier tipo por las consecuencias en el deterioro de los suelos y subsuelos, y la alteración de la biodiversidad.
Exigimos la eliminación de toda industria contaminante o dependiente de los monocultivos.
Por último, vemos la necesidad de unificar las luchas y los espacios de encuentro entre las personas, organizaciones e instituciones que trabajan en el campo de la ecología social y medio ambiente.